TIENDA

SALVAJE

ESTA ES UNA OFERTA QUE NO PODRÁS RECHAZAR

POR LUCANO DIVINA PUBLICADO 16-05-2013
enviar a un amigo
versión imprimible agregar a favoritos
| | | |
Todos tienen un precio. Todos. Unos más caros que otros, pero todos lo tienen. Un niño se vende por un helado, un empleado por un ascenso, un borracho por un trago, una fea por un halago, el Diablo por tu alma, un millonario por más poder, un político por lo que sea… Y todos tienen un precio, porque siempre hay alguien dispuesto a pagarlo.

Ese alguien que paga para no pagar por sus propios actos. Ese alguien que le paga a un funcionario para que haga más rápido lo que ya hace para ganarse su salario. Ese alguien que le paga a un funcionario para que no haga lo que ya hace para ganarse su salario. Ese alguien que tendrá más problemas de los problemas que tenía antes, si no le aceptan el soborno. Ese alguien eres tú, ¿o ya no te acuerdas?

¿Ya se te olvidó cuando le regalaste un par de billetes a un policía, para que no perdiera su tiempo poniéndote una multa? ¿O cuando le obsequiaste una biblioteca a la prestigiosa universidad donde tu hijo no tenía mérito para ingresar? ¿O cuando hiciste una generosa donación a la fundación sin ánimo de lucro que luego contrató a tu hijo? ¿O cuando le diste una botella de whisky al profesor que no volvió a reprobarte? ¿O cuando, por llegar tarde, compraste el silencio de tu hermanito con una bolsa de caramelos?

En serio, ¿ya se te olvidó? Debe ser porque siempre has estado al otro lado del soborno. ¿O ya se te olvidó cuando votaste por un político cuestionado, a cambio de ladrillos y tejas para tu casa? ¿O cuando dejaste de ser antigobiernista, luego de que te escogieran para un alto cargo en el gobierno? ¿O cuando le otorgaste la licitación a la empresa que te dio un merecido bono de Navidad que tu jefe nunca te ha dado? ¿O cuando aprobaste a un estudiante mediocre, porque te regaló una botella del mejor whisky para celebrar El Día del Maestro? ¿O cuando encubriste a tu hermano mayor por llegar borracho, después de recibir una bolsa de tus caramelos favoritos y la promesa de que nunca más te iba a llamar por sobrenombres?

Te entiendo. En cualquiera de los casos, te entiendo. Eran ofertas que no podías rechazar.

76-Esta_es_una_oferta_que_no_podras_rechazar-Lucano_Divina-Detalle.jpg

Tú eres un adicto al soborno y todavía no te has dado cuenta. Yo sé, crees que eres un sobornador social. No está dentro de tus hábitos diarios, el dar dádivas para salirte siempre con la tuya. A veces ganas, a veces pierdes y solo a veces pagas para que una derrota se convierta en un empate con cara de victoria. Además, conoces casos muchísimo más preocupantes que el tuyo y por eso supones que a ti no te pasa nada grave. Sin embargo, aunque te cueste verlo, estás enfermo.

El soborno te ha causado una intensa dependencia psicológica y física, desde el primer día que lo usaste, porque te pone al alcance de tu mano, lo que a muchos les cuesta años de sacrificio. Ganarle a un equipo de fútbol plagado de estrellas, te lo pone al alcance de un árbitro corrupto. Convencer a tu hijo para que se coma un plato de brócoli, te lo pone al alcance de una deliciosa barra de chocolate. Obtener una mesa en un restaurante repleto, te lo pone al alcance de una jugosa propina para el maître.

Pagar por resultados inmediatos, fáciles y tangibles te parece la solución perfecta. Las nalgadas, los gritos y la diplomacia, como sistemas de negociación para hacer cumplir tu voluntad, no siempre funcionan; el soborno, sí. Con el precio correcto, siempre te funciona.

Me acuerdo cuando, hace mucho tiempo, intentaste vivir sin inyectarle cohechum corruptus (su nombre científico) a tus deseos, pero el síndrome de abstinencia produjo efectos catastróficos en ti. Te tocó hacer fila en las discotecas como cualquier vulgar ciudadano, pagaste multas por aparcar en sitios prohibidos, tu hijo no recogía la ropa sucia del suelo, reprobaste exámenes por no estudiar y debiste usar tu belleza interior para el ritual de apareamiento…

Hoy crees que te has curado porque aseguras que estás en un punto medio. Aceptas que no eres un santo porque tienes esporádicas recaídas, pero tampoco eres un demonio porque no eres un político. Solo eres un humano. Un humano que llama al soborno por diversas etiquetas tales como ‘regalito’, ‘muestra de gratitud’, ‘premio por mi buen comportamiento’, ‘compensación a mi bajo salario’, ‘donación desinteresada a mi estilo de vida’ y ‘no puede ser tan malo, si todo el mundo lo hace’, entre otras.

Cuando aceptes que todavía tienes un problema y que lo has diluido en eufemismos, llámanos al 01-8000-AUTOENGAÑO y te esperamos con los brazos abiertos en Sobornólicos Anónimos.

Hasta una próxima verdad humanamente irracional, Amigos de lo Salvaje.

Lucano_Divina-Sello_Oficial.jpg

Comandante Macondo de la Revolución Animal

Selvas de Suramérica, mayo 16 de 2013


* Si te apetece un delicatesen de estupideces humanas, la recomendación del chef es que leas su libro ‘El Príncipe Azul abre puertas, el Bufón abre piernas’, el cual encuentras en iBooks, Amazon, Google Play y Kobo (English version available).

** Para que estés siempre al día con las noticias de la Revolución Animal, inscribe tu correo acá: ¡Únete!

« Anterior verdad irracional

EL PECADO ORIGINAL, SEGÚN LA SERPIENTE

Siguiente verdad irracional »

TE INVITO A MALEDUCARTE

Compartir esta verdad es querer esta selva


| | | |

ARCHIVADO EN

PODER DINERO DESASTRE SOCIAL 

Si te gustó la anterior verdad irracional, lee estas otras

106-Resistirias_un_dia_sin_tu_telefono_movil-Lucano_Divina-Listado.jpg

¿RESISTIRÍAS UN DÍA SIN TU TELÉFONO MÓVIL?

102-Aqui_se_habla_emoticon-Lucano_Divina-Listado.jpg

AQUÍ SE HABLA EMOTICÓN ;)

100-Que_debes_decir_cuando_hables_contigo_mismo-Lucano_Divina-Listado.jpg

QUÉ DEBES DECIR CUANDO HABLAS CONTIGO MISMO

99-3_lecciones_que_nos_dejo_el_pasado_mundial_de_futbol-Lucano_Divina-Listado.jpg

3 LECCIONES DE VIDA DEL PASADO MUNDIAL DE FÚTBOL

98-12_razones_para_no_querer_ser_millonario-Lucano_Divina-Listado.jpg

12 RAZONES PARA NO QUERER GANARTE LA LOTERÍA

95-El_planeta_esta_sobrepoblado_de_inutiles_como_tu-Lucano_Divina-Listado.jpg

EL PLANETA ESTÁ SOBREPOBLADO DE INÚTILES COMO TÚ