TIENDA

SALVAJE

TÚ ERES LO QUE TRAGAS ENTERO

POR LUCANO DIVINA PUBLICADO 19-11-2014
enviar a un amigo
versión imprimible agregar a favoritos
| | | |
Dicen que tú eres lo que comes. Entonces, ¿tú eres un pelo en la sopa?, ¿uñas?, ¿la servilleta que estaba alrededor de la arepa?, ¿químicos?, ¿transgénicos?, ¿fácil de preparar y calentar?, ¿eras mocos cuando niño? Te debe extrañar que, según dicha frase cargada de sabiduría popular, al mirarte al espejo no te topes a diario con una grasienta hamburguesa, sino con un sancocho de sueños frustrados, autoengaño, incertidumbre, justificaciones, terribles decisiones y decepciones amorosas. No obstante, el reflejo de la grasienta hamburguesa siempre ha estado ahí, eres tú el que se niega a verlo.

Eres lo que comes. Y en tu caso puntual eres grasas saturadas, prensa sin libertad de expresión, conservantes, cuentos de hadas con príncipes azules, suplementos nutricionales, porno con tacones punta de aguja, saborizantes artificiales, libros de autoayuda recargados de obviedades, pastillas multivitamínicas, noticieros sensacionalistas, píldoras de antioxidantes, revistas de chismes de famosos, dietas milagrosas, promesas incumplidas del político que ayudaste a elegir, súper jugos, promesas incumplidas de tu pareja… Eres lo que consumes.

Quizá supongas que no le ves nada de malo a lo que comes, y por ende a lo que eres. Sin embargo, gracias a tu forma de alimentarte, eres también colesterol alto, noticias que desinforman, componente cancerígeno, espejismo de príncipes azules, brebajes sobrevalorados, orgasmos fingidos, toxicidad, autopalmaditas en la espalda, vitaminas sintéticas, paranoia mediática, medicamentos inútiles, superficialidad farandulera, súper estafas, arcas públicas saqueadas, publicidad engañosa, miedo a estar solo... Eres, a su vez, lo que te tragas sin percatarte.

105-Tu_eres_lo_que_tragas-Lucano_Divina-Detalle.jpg

¿Quién te enseñó a comer? ¿Te acuerdas? No me refiero a quien te haya inculcado que es de mala educación limpiarte la salsa de espagueti sobre tus cachetes con el mantel. Ni tampoco a quien te haya instruido que en un restaurante estirado el tenedorcito es para la entrada, el tenedorsote para el plato principal, el cuchillito para la mantequillita del tamaño de jaboncito de motel, el cuchillote para cortarte las venas en una cita aburrida, la cuchara para revolver el azúcar que convierte en golosina al café, la cucharita para probar varias veces el postre de tu acompañante, la copa gorda para el agua embotellada que te cobran como si fuera bendita y la copa más bajita para una ración de vino que te mantendrá las venas limpias —apuesto a que todavía te confundes con la función de cada cubierto—. No. Estoy hablando de quien traga entero.

Sí, hablo de ti. El problema no lo tienen tus padres, ni tus abuelos que te adoctrinaron para que te llenaras la barriga y la cabeza con el alimento que a ellos los ha mantenido vivos por el momento. El problema es tuyo por no cuestionar lo cuestionable.

Te dijeron que unas costosas píldoras dotaban a tu organismo con benéficos antioxidantes, ¿y qué hiciste tú? Ni siquiera preguntaste qué son los antioxidantes y compraste algo que te da lo que ya encuentras en las frutas y verduras. Te dijeron que debías vacunarte de la peligrosa pandemia denominada A(H1N1) —tan peligrosa que ha matado a menos personas que una vulgar gripa—, ¿y qué hiciste tú? Te inyectaste un líquido transparente que sacó de una eventual quiebra a un laboratorio farmacéutico, pero que no sacó a nadie de la enfermedad. Te dijeron que el hijo de Dios nació gracias a la Inmaculada Concepción, ¿y qué hiciste tú? Seguiste promoviendo la idea que el sexo equivale a un acto pecador, aunque tu nacimiento sea fruto de dicho sistema pecaminoso. Te dijeron que debías casarte antes de los treinta años, porque de lo contrario te ibas a quedar solo, ¿y qué hiciste tú? Entraste en pánico y te juntaste con alguien que te hizo sentir solo.

Eres una grasienta hamburguesa. Crees que no eres tan dañina porque en tu interior hay también tomate y lechuga. No consideras relevante que tu pan sea hecho a base de harina carente de nutrientes, que tu kétchup y tu mostaza sean en la práctica un dulce tóxico, que tu queso tenga colorantes para verse bonito aunque le quite las vitaminas, que tu carne sea hormonada… porque al final de cuentas también tienes tomate y lechuga… lleno de pesticidas, pero también tienes tomate y lechuga.

Eres racista, pero no hay problema porque también tienes un amigo negro. Eres un político que hurtó los fondos del sistema de salud, pero no hay problema porque también inauguraste un precario hospital en un pueblo de pocos habitantes. Eres un constructor que arrasó con una reserva natural, pero no hay problema porque ahí edificaste casas verdes. Eres una grasienta hamburguesa. Eres el producto de una industria mundial que le preocupa es hacer dinero y no tu bienestar ni el de nadie.

Hasta una próxima verdad humanamente irracional, Amigos de lo Salvaje.

Lucano_Divina-Sello_Oficial.jpg

Comandante Macondo de la Revolución Animal

Selvas de Suramérica, noviembre 19 de 2014


* Si te apetece un delicatesen de estupideces humanas, la recomendación del chef es que leas su libro ‘El Príncipe Azul abre puertas, el Bufón abre piernas’, el cual encuentras en iBooks, Amazon, Google Play y Kobo (English version available).

** Para que estés siempre al día con las noticias de la Revolución Animal, inscribe tu correo acá: ¡Únete!

« Anterior verdad irracional

21 COSAS QUE NUNCA DEBES HACER PARA LIGAR EN TINDER

Siguiente verdad irracional »

¿RESISTIRÍAS UN DÍA SIN TU TELÉFONO MÓVIL?

Compartir esta verdad es querer esta selva


| | | |

ARCHIVADO EN

MENTIRAS COMIDA CLICHÉS 

Si te gustó la anterior verdad irracional, lee estas otras

110-Las_cincuenta_tontas_de_Grey-Lucano_Divina-Listado.jpg

LAS CINCUENTA TONTAS DE GREY

107-Que_tan_brutas_son_las_reinas_de_belleza-Lucano_Divina-Listado.jpg

¿QUÉ TAN TONTAS SON LAS REINAS DE BELLEZA?

86-La_felicidad_no_se_compra_pero_tampoco_es_gratis-Lucano_Divina-Listado.jpg

LA FELICIDAD NO SE COMPRA, PERO TAMPOCO ES GRATIS

85-Nueva_York_la_capital_del_inmundo_mundo-Lucano_Divina-Listado.jpg

NUEVA YORK: LA CAPITAL DEL INMUNDO MUNDO

81-Despues_de_la_tormenta_viene_el_resfriado-Lucano_Divina-Listado.jpg

DESPUÉS DE LA TORMENTA, VIENE EL RESFRIADO

80-Una_cadena_de_internet_te_amenazara_de_muerte-Lucano_Divina-Listado.jpg

UNA CADENA DE INTERNET TE AMENAZARÁ DE MUERTE